¡Vacaciones!


Llega el verano y con él la misma pregunta de todos los años, ¿qué hacemos con los niños? Los padres tienen muchas ofertas donde elegir pero la que más triunfa es la de los campamentos de verano, ya sea en su modalidad de campamento urbano ( los niños tienen actividades en horario de mañana y vuelven a casa después de comer) o aquellos en los que los niños viajan a un destino plagado de actividades que comparten con otros niños de su edad y que les permite separarse por unos días del núcleo familiar.

Por otra parte las actividades que se ofertan son muy variadas, los hay centrados en actividades artísticas, deportivas, tecnológicas etc. Normalmente se cuenta con los niños para decidir qué tipo de actividades prefieren, brindándoles así la posibilidad de aprender y divertirse así como de vivir experiencias únicas y desfrutar de una nueva experiencia.

Pero ¿ qué beneficios reporta a los niños este tipo de actividad? El objetivo de los campamentos es que los niños aprendan, se diviertan y lleven toda la experiencia adquirida a su vida cotidiana. Durante los 5, 7, 15 o más días que un niño esté en un campamento, tendrá la oportunidad de aprender a:

  1. Socializar. Al estar en un entorno lúdico con más niños y compartiendo actividades aprender a crear vínculos y a interactuar con los demás.
  2. Integrarse. Hay que participar en las actividades y normalmente éstas tienden a la integración de los miembros del grupo.
  3. Convivir. Existen normas de convivencia que hay que respetar, hay que cumplir horarios y las tareas que les asignen.
  4. Compartir. Se comparten los espacios y actividades, favoreciendo el clima de solidaridad.
  5. Trabajar en equipo.
  6. Responsabilizarse. No están los padres, tienen que cumplir las normas y las consecuencias del incumplimiento.
  7. Ser autónomo. Papá y mamá no están para hacerme las cosas, las tengo que hacer yo mismo.

Los campamentos infantiles también permiten que los padres puedan estar solos por unos días, libres de las innumerables obligaciones diarias con los hijos. Estar unos días alejados, padres e hijos, también suele ser favorable para la relación. Los niños aprenderán a dar más valor a lo que tienen (en todos los sentidos) y los padres descansarán y renovarán sus energías.

Independientemente de la opción que los padres elijan las vacaciones son un tiempo para hacer cosas nuevas,disfrutar con la familia y los amigos y recargar la energía necesaria para la vuelta al cole.

Licenciada en Derecho y Mediadora Familiar y de Menores

One thought on “¡Vacaciones!

  1. Esto es ¡increíble! No he leído algo como esto en mucho tiempo . Gratificante hallar a alguien con algunas ideas originales sobre este tema. Esta web es algo que se necesita en la red , alguien con un poco de sinceridad. Un trabajo útil para traer algo nuevo a Internet. Gracias de todos lo que te leemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *