Amor de madre


El amor del que tanto se ha hablado, del que tanto se ha escrito, es para el ser humano mucho más importante de lo que a simple  vista podría parecer, yo diría que es determinante para el desarrollo emocional y personal.

Lo que seamos de adultos dependerá en gran medida del amor y el cariño  que  hayamos recibido de niños.

Siempre ha existido mucha curiosidad e  interés por parte de la comunidad científica por estudiar cuales son los efectos que el amor y el cariño recibidos de niño producen en el desarrollo del ser humano.

En la década de los 50 el psicoanalista inglés John Bowlby elaboró un informe para la OMS en el que recogía la importancia que tenían los cuidados maternos para la salud mental infantil, fue a la luz de estos estudios cuando Bolwby desarrolló su “Teoría del apego”.

El apego es el vínculo emocional que desarrolla el niño con sus padres (o cuidadores) y que le proporciona la seguridad emocional indispensable para un buen desarrollo de la personalidad, el bebé necesita sentir el contacto , los cuidados y el afecto de aquellos con quien interactúa.

Esto le hará sentirse seguro y querrá seguir explorando todo aquello que le rodea.

Hoy en día la neurociencia nos muestra lo importantes que son los cuidados maternos a la hora de moldear el cerebro del bebé, ya que se crean conexiones neuronales que van a ser determinantes a la hora de relacionarse con los demás, así como en la manera en la que percibe el mundo que le rodea.

La conducta y los cuidados de la madre son así fundamentales para el desarrollo emocional del bebé, ya que va programando las conexiones entre neuronas. El bebé recibe esta información cuando su madre lo acaricia, lo besa, le sonríe, llora etc .

Si las experiencias del bebé son de cuidado y amor las conexiones que se constituirán serán de seguridad, con esta percepción el niño se sentirá incentivado a explorar e irá configurando así su personalidad sobre una base de confianza y autoestima.

 

 

 

Licenciada en Derecho, con titulación postgrado en Resolución de Conflictos. Mediadora Familiar y de Menores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *