Vacaciones: una oportunidad para educar


El pasado 11 de Julio se  celebró en Caixa Fórum una  jornada de Movilización Alcohol y Menores organizada por la FAD y cuyo objetivo es el de hacer frente común en la lucha contra el consumo de alcohol en menores. Las propuestas se han elaborado por representantes de asociaciones de padres y madres como CEAPA y CONCAPA, del sector educativo, Escuelas Católicas y FEDADI así como profesionales que trabajan en la prevención e intervención en consumos de drogas como FAD, entre otras.

Los datos ofrecidos son cuando menos alarmantes. Según la encuesta ESTUDES, publicada por el Plan Nacional sobre Drogas de los años 2014-2015 un 68,2% de los menores entre 14 y 18 años han consumido alcohol en los últimos 30 días, en ese tiempo alrededor de un 30% ha realizado consumo de riesgo (borrachera). Por otra parte la edad de inicio está alrededor de los 13.9 años, aumentando el consumo compulsivo del 14% al 37% entre los jóvenes de 14 a 16 años.

Si tenemos en cuenta que estamos hablando de datos relativos a jóvenes que se encuentran en plena adolescencia y que como han explicado estudios científicos el cerebro no acaba de madurar o configurarse hasta los 21 años, la situación es preocupante porque el alcohol en un cerebro inmaduro todavía puede ocasionar daños irreversibles.

Estamos ante un problema DE TODOS, complejo y que requiere la implicación de diferentes sectores ( familias, centros educativos, administraciones públicas etc) para poderse abordar eficazmente.

Desde EquipoEduca nos hemos puesto a trabajar, en primer lugar suscribiendo el Manifiesto “Alcohol y Menores” y en segundo lugar haciendo más hincapié en uno de los puntos importantes del mismo, la prevención a través de la formación de  las familias y  menores. Hay que ser conscientes de lo importante que es el tiempo de ocio que pasamos en familia y hay que aprender a aprovechar la oportunidad que éste nos brinda de poder transmitir a los niños pautas para elegir opciones de ocio saludables. Aprovechando  que estamos en época de vacaciones os damos unas pautas para “educar en vacaciones”.

Educar no solo es transmitir conocimientos, la familia  y la escuela trabajan en equipo para conseguir desarrollar la facultades y actitudes del niño necesarias para su configuración como persona adulta. A través del ocio se pueden realizar actividades que son fundamentales para algunas áreas de su desarrollo, como son la salud física ( a través del deporte), la socialización o la creatividad.

Por otra parte podemos aprovecharnos de las dos vertientes que tiene disponer de un tiempo de ocio, esto es : una vertiente individual que favorece el desarrollo personal a través de la lectura, la música, las actividades creativas etc y una vertiente colectiva, que ayuda a desarrollar la iniciativa, la colaboración, en general enseña a convivir a relacionarse a comunicarse. Enseña a compartir experiencias, gustos y aficiones con los demás.

Realizar actividades en familia nos ayuda a afianzar vínculos y a favorecer la comunicación entre los distintos miembros de la misma, decidir entre todos qué queremos hacer implicando a los niños permite a éstos sentirse más autónomos en tanto en cuanto ven que su opinión es tenida en cuenta y también respetada por los demás, viendo así afianzada  su seguridad ya que se  sienten partícipes en la toma  de decisiones.

Unas pautas que nos pueden servir para aprovechar las oportunidades que nos brinda pasar el tiempo de ocio en familia son:

  1. No olvidar que los padres son un modelo para los hijos, de manera que aprenderán de ellos como aprovecharlo.
  2. Escuchar e interesarse por aquello que  les atrae y les gusta facilitará la búsqueda de actividades para realizar tanto en familia como de manera individual.
  3. Poner en común ideas y consensuarlas.
  4. Buscar actividades que permitan a los distintos miembros de la familia compartir tiempos y espacios.

Aprovechamos para felicitar a todas las entidades y profesionales que han colaborado en la elaboración del Manifiesto Alcohol y Menores, con él se inicia un proceso de concienciación social que a buen seguro acabará  con el objetivo de “cero consumo de alcohol en menores”.

Fuente: Manifiesto Alcohol y Menores

Licenciada en Derecho y Mediadora Familiar y de Menores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *