La importancia del juego en la infancia.


La tarea de educar es muy amplia y no solo tiene que ver con inculcar a los niños conocimientos. Ya hemos dicho en otras ocasiones que educar es un trabajo en equipo (padres y educadores), pero es en la familia donde recae una mayor responsabilidad, ya que ésta constituye el primer núcleo social al que pertenecemos y es en ella donde nos desarrollamos como persona.

Aprender a socializar

Una de las claves del éxito en esta tarea está en sacar partido del tiempo de ocio que podamos disfrutar y compartir con nuestra familia, ya que a través de las numerosas actividades que podemos organizar ofrecemos al niño alternativas de ocio saludables así como fomentamos su aprendizaje y socialización.

Es este último aspecto el que mayor relieve alcanza en la etapa infantil,  ya que el niño necesita relacionarse con sus iguales y para ello debemos ayudarle generando las oportunidades, creando espacios y tiempo para ello.

 

“LA INFANCIA ES UN ESPACIO Y UN TIEMPO”

Mar Romera

 

La infancia es un espacio que el niño ocupa con el juego, éste le va a permitir realizar el primer contacto de socialización con el mundo exterior, estamos hablando de  los primeros años en los que el niño tiene que romper con la figura de apego para adaptarse a un nuevo entorno.

Aquí se produce el encuentro con sus iguales. Es a través del juego como conseguiremos estimular su comunicación , enseñarle a compartir y cooperar así como algo muy importante como es la interiorización de las normas.

Todo esto facilita la relación de los padres con el niño, ayuda a que éstos le conozcan mejor. En definitiva se irán asentando las bases para crear unos vínculos familiares sólidos que permitan al niño un desarrollo físico y emocional saludable.

La infancia es un tiempo que los padres deben dedicar a fomentar el ocio basado en el juego.

Este puede tener diferentes características pudiéndolos agrupar en  cuatro tipos:

  • De ejercicio
  • Simbólicos
  • De construcción
  • De reglas

Cada uno de ellos desarrolla habilidades y destrezas diferentes por lo que combinarlos hará que se trabajen aspectos tan diversos como el desarrollo físico, la imaginación, la orientación espacial y el respeto a las normas.

Ya tenemos todos los ingredientes necesarios para superar el reto de sacar partido al ocio y tiempo libre en familia, así  que “manos a la obra”, elegid qué actividad vais a compartir con vuestro hijo.

Descargate el “Manual del juego infantil” que te permitirá establecer vínculos y relaciones de complicidad que servirán como base para vuestra relación en un futuro.

 

 

 

 

Licenciada en Derecho y Mediadora Familiar y de Menores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *