Suena el despertador. ¡Qué llegamos tarde!


El sonido del despertador se asemeja mucho cada mañana a ese pistoletazo de salida que nos marca el arranque de un día, probablemente lleno de actividades, oportunidades y retos pero también ¡agotador!

Nada más saltar de la cama comienza la “contrarreloj”, ducha, desayuno, recoger la habitación, terminar de colocar los libros en la mochila, etc, etc.

Una casa a primera hora de la mañana es un perfecto engranaje en el que cualquier pieza que no esté bien colocada y no cumpla con su función puede dar al traste con nuestro objetivo de comenzar el día con optimismo y una amplia sonrisa. Para que toda esa maquinaria familiar funcione es necesario que exista una buena organización, por eso cobra mucho sentido aprender a organizar el trabajo y las tareas.

Para tu hijo es fundamental hacerlo porque, la mayoría de las veces, la mala organización o incluso la ausencia de la misma incide directamente en los resultados académicos, haciendo necesario que se revise si se está cumpliendo con la misma o no, para mejorar.

Pero ¿qué puedes hacer para ayudar a tu hijo a organizarse por las mañanas?

Empiece la noche anterior dando un empujón a las mañanas.

Antes de acostarte, anima a tu hijo a que elija la ropa del día siguiente, se bañe, revise el calendario del día siguiente y se asegure que todos los libros, tareas, útiles para las actividades estén dentro de la mochila. Luego dejarlo todo preparado cerca de la puerta de salida.

Una vez que tu hijo se haya acostado, tómate unos minutos para prepara almuerzos y/o meriendas, también puedes preparar la mesa para el desayuno, además de organizar tu ropa, revisar tu agenda y agrupar las cosas que necesitará llevar contigo al día siguiente.

Ten tiempo para ti

Considera levantarte antes que tu hijo, para así tener tiempo de relajarse, desayunar, tomar café, leer, hacer ejercicio, meditar, revisar tu correo electrónico, revisar los horarios o cualquier cosa que la ayude a prepararse para las actividades del día.

Tener un poco de tiempo para ti, te puede ayudar a hacer que la mañana transcurra más tranquila, a pesar del apuro de prepararte para ir a trabajar e ir a la escuela.

Hacer el despertar más placentero

¿Cómo lograr que despertarte en la mañana sea placentero? Las alarmas escandalosas pueden sobresaltar y hacer que el comienzo del día sea desagradable, especialmente para tu hijo. En su lugar, ¿puede programar la alarma con la canción preferida de tu hijo? ¿Despertarlo con un abrazo y su juego favorito?

Un despertar más agradable no significa tardar más tiempo en despertarse, sólo que es un despertar más gentil.

Sigue un horario

Haz que cada día sea lo más predecible posible. Trata de seguir el mismo horario todos los días, antes y después de la escuela. Puede parecerse a algo así: Despertar, cepillarse los dientes, lavarse la cara, desayunar, vestirse, revisar el horario del día, ir a la escuela.

Mantén la casa organizada

Establece lugares determinados para colocar los útiles escolares, el equipo de deporte, la ropa de abrigo y hasta los almuerzos y meriendas. De esa manera tu hijo siempre sabrá dónde buscar las cosas que necesita.

Usa los relojes

Pon relojes en lugares visibles de la habitación de tu hijo, el baño, la cocina e incluso en el pasillo. Si ya sabe las horas considera comprarle un reloj de pulsera.

Al hacer que la hora sea más visible, le estarás mostrando la importancia de la puntualidad y le ayudará a administrar el tiempo. Por ejemplo, dale instrucciones concretas: “A las 7:25, necesito que tengas puesto tu abrigo”.

Recompénsalo por terminar antes

Si tu hijo está listo por la mañana, recompénselo jugando con él, un choca los cinco, unas cosquillas, o inventa un “grito triunfal” o “gesto” de tarea realizada que produzca satisfacción a tu hijo y a ti por comenzar la mañana con las primeras tareas del día hechas a tiempo.

La satisfacción de la tarea bien hecha

es la mejor sensación para comenzar el día.

Licenciada en Derecho y Mediadora Familiar y de Menores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *